Concentración en Tel Aviv exige la renuncia del primer ministro israelí por su mal manejo de la crisis de los rehenes

Miles de personas participaron el sábado en una manifestación en la ciudad israelí de Tel Aviv para instar al Gobierno a concentrarse en garantizar la liberación de los rehenes en lugar de expandir su operativo militar en la Franja de Gaza.

Los participantes exigieron al primer ministro Benjamin Netanyahu que dimita para asumir su responsabilidad por no haber logrado resolver la cuestión de los rehenes.

Las negociaciones para un cese el fuego y el regreso de los rehenes han estado suspendidas debido a que los delegados de Israel y Hamás no se ponen de acuerdo.

Los medios de comunicación en Israel citan a funcionarios del país diciendo que las negociaciones continuarán, dado que no han fracasado por completo.

Hamás dio a conocer en un comunicado que reconsiderará sus estrategias para las negociaciones.

Mientras tanto, las fuerzas israelíes han estado incrementando la presión sobre Hamás a través de la expansión de sus operativos militares en la ciudad de Rafa, situada en el sur de la Franja.

En un nuevo comunicado emitido el sábado, el Ejército israelí insta a la gente a evacuar el centro de Rafa. El lunes pasado emitió una petición similar para el este de esa ciudad.

El sábado, un medio de comunicación palestino informó que siete personas habían perecido en ataques aéreos israelíes sobre Rafa.