El primer ministro japonés promete dialogar con el líder norcoreano sobre el tema de los secuestros

El primer ministro japonés, Kishida Fumio, se ha comprometido a intensificar los esfuerzos para celebrar una cumbre con el líder norcoreano Kim Jong Un a fin de traer de vuelta a todos los ciudadanos japoneses secuestrados por Corea del Norte.

En una concentración organizada por familiares de las víctimas el sábado en Tokio, Kishida dijo que la cuestión de los secuestros es un asunto humanitario urgente con un plazo limitado, ya que muchos de los parientes son de edad avanzada.

Dijo que el Gobierno japonés hará todo lo posible para llevar de vuelta a casa a las víctimas lo antes posible.

Kishida destacó la necesidad de un cambio drástico en la situación. Añadió que es importante que los principales líderes establezcan una relación que les permita hablar con franqueza para abordar cuestiones difíciles.

Dijo que está decidido a reunirse con Kim Jong Un en cualquier momento y sin condiciones.

El primer ministro también dijo que intensificará los esfuerzos a través de varios canales para avanzar en las conversaciones de alto nivel bajo su mando directo a fin de realizar una cumbre.

Añadió que quiere instar al líder norcoreano a ver el panorama general, superar los obstáculos y tomar decisiones conjuntamente.