La canciller japonesa reacciona a las declaraciones de un senador de EE. UU. sobre los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki

La ministra de Asuntos Exteriores de Japón, Kamikawa Yoko, reaccionó a un debate en el Senado de Estados Unidos que abordó los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki. Se habló acerca de los ataques en un debate sobre el apoyo militar estadounidense a Israel en su lucha contra Hamás.

Esto tuvo lugar el miércoles durante una audiencia del subcomité del Senado sobre la suspensión parcial de los envíos de armas estadounidenses. El senador republicano Lindsey Graham instó a que se reanuden las entregas de armas, haciendo referencia a los bombardeos atómicos de 1945. El senador dijo: "Denle a Israel lo que necesita para librar la guerra que no pueden permitirse perder. Esto es Hiroshima y Nagasaki con esteroides".

En un momento de la sesión, Graham presionó a altos funcionarios de defensa estadounidenses sobre si pensaban que el uso de armas nucleares estaba justificado. Graham preguntó: "En retrospectiva, ¿creen que fue la decisión correcta de Estados Unidos lanzar dos bombas atómicas sobre las ciudades japonesas en cuestión?".

El general Charles Q. Brown, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, respondió: "Lo que le puedo decir es que detuvo una guerra mundial".

Graham luego preguntó al secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin: "¿Está usted de acuerdo con esto, general? Si hubiera estado presente, ¿hubiera dado la orden de arrojar las bombas?".

Austin respondió: "Estoy de acuerdo con el general Brown en este asunto".

El viernes, un periodista le preguntó a la ministra de Asuntos Exteriores japonesa, Kamikawa Yoko, su opinión sobre esos comentarios. La canciller dijo: "Creo que esos comentarios sobre Hiroshima y Nagasaki no fueron apropiados. Japón es consciente de que los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki se cobraron muchas vidas preciosas y causaron una situación humanitaria extremadamente lamentable en la que las personas sufrieron penurias indescriptibles debido a enfermedades y discapacidades".

La ministra añadió: "Como viene diciendo el Gobierno japonés desde hace mucho tiempo, creemos que el uso de armas nucleares, debido a su tremendo poder destructivo y letal, no concuerda con el espíritu del humanitarismo, que es el fundamento ideológico del derecho internacional". Kamikawa dijo que Tokio transmitió esta opinión a Washington, así como a la oficina del senador Graham.