Funcionaria de la ONU se muestra profundamente preocupada por las armas con IA

La directora de la Oficina de Asuntos de Desarme de las Naciones Unidas afirma que el ente quiere concienciar sobre las repercusiones del uso militar de la inteligencia artificial (IA), y ella espera que eso acelere los debates sobre la necesidad de una normativa internacional.

La secretaria general adjunta y alta representante para Asuntos de Desarme, Nakamitsu Izumi, fue entrevistada por la NHK. Al parecer, se han utilizado armas con IA en la Franja de Gaza y Ucrania y actualmente hay varios países que las están desarrollando.

Nakamitsu declaró que está preocupada, ya que las armas con IA se están desarrollando para su uso bélico, y teme que esta tecnología provoque un cambio significativo en la forma en que se llevan a cabo y se libran las guerras.

Preocupan especialmente los sistemas de armas autónomas letales (SAAL), que seleccionan y atacan objetivos sin instrucciones humanas.

El año pasado, el secretario general de la ONU, António Guterres, instó a los Estados miembros a adoptar un marco jurídico vinculante para los SAAL antes de 2026, ya que actualmente no existen normas internacionales que los regulen.

A este respecto, Nakamitsu se refirió a las diferencias entre los países que ya están desarrollando la tecnología y los que no. Dijo que las grandes potencias militares están tratando de tomar la delantera en el desarrollo de SAAL y que quieren obtener ventaja en las negociaciones.

También mencionó la posibilidad de que los terroristas y otras organizaciones hagan un mal uso de la IA.

Subrayó que es importante hacer comprender a todos los países y personas que el mal uso de esta tecnología podría tener consecuencias muy negativas.