Israel resta importancia a la tregua con Hamás propuesta por Egipto y Catar

El lunes, Hamás emitió un comunicado en el que señala que su líder Ismail Haniya había aceptado un alto al fuego propuesto por negociadores de Egipto y Catar. Por su parte, la oficina del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, emitió su propia declaración en la que decía que la propuesta está lejos de cumplir los “requisitos necesarios”.

Líderes israelíes dijeron que sus delegados seguirían negociando y que las fuerzas israelíes continuarían una operación en Rafa, sur de la Franja de Gaza. Los periodistas en la zona informaron que las tropas llevaron a cabo al menos 10 ataques tan solo el lunes.

Los soldados israelíes lanzaron folletos y utilizaron las redes sociales para instar a los civiles a evacuar a lugares que el Gobierno de Israel ha designado como “áreas humanitarias”.

Funcionarios de la ONU señalaron que la reubicación es “inhumana”. Dijeron que esas áreas carecen de la infraestructura necesaria para albergar a miles de personas desplazadas y que tienen la intención de “quedarse y entregar ayuda” a la gente, incluso en Rafa.

Las fuerzas israelíes cerraron dos cruces primordiales para la entrega de ayuda. Funcionarios de la Casa Blanca informaron que el primer ministro Netanyahu había acordado en una llamada con el presidente Joe Biden que reabriría el cruce de Kerem Shalom para la entrega de asistencia humanitaria.