El presidente de China insta a Francia a defender la multipolarización y rehuir una nueva guerra fría

El presidente de China, Xi Jinping, le dijo a su homólogo de Francia, Emmanuel Macron, que ambos países deberían colaborar para rehuir lo que catalogó de “nueva guerra fría”.

Coincidiendo con el sexagésimo aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Francia, ambos mandatarios se reunieron el lunes en París.

Se trata del primer viaje del presidente chino a Europa en cinco años. La visita a Francia parece ser un intento de fortalecer los lazos con este país en medio de la confrontación con Estados Unidos. Xi Jinping le dijo a Macron que ambos países deberían intentar salvaguardar la independencia y promover una multipolarización equitativa y ordenada del mundo.

En una conferencia de prensa conjunta posterior a las conversaciones, Macron declaró que Francia y China podrán desempeñar un papel útil para garantizar la estabilidad global.

La reunión tuvo lugar justo cuando se critica a China por conceder subsidios a ciertos sectores, lo que, según algunos expertos, está provocando desequilibrios comerciales con otros países. Macron destacó la necesidad de un marco de competencia leal.

Los dos mandatarios también hablaron de la situación Ucrania. Macron dijo que Francia acoge con agrado los esfuerzos de China de no vender armas a Rusia, así como su compromiso de imponer estrictos controles de exportación de bienes que puedan usarse con fines militares.

Xi dijo que China, en lugar de ser un espectador, está participando en los esfuerzos por llevar la paz a Ucrania.

Los dos presidentes también acordaron pedir una tregua en el mundo durante los próximos Juegos Olímpicos de Verano de París, un llamado que llega en medio de la tensa situación en Ucrania y Oriente Próximo.