El Gobierno de Israel decide cerrar las oficinas de la televisora Al Jazeera en su territorio

Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel, dio a conocer que su Gobierno ha decidido poner fin a las operaciones locales de la televisora por satélite Al Jazeera.

Netanyahu hizo el anuncio el domingo a través de las redes sociales. Tildó al medio de comunicación con sede en Catar de ser un canal para la instigación.

Más tarde, el mismo día, Al Jazeera emitió un comunicado en el que condenó la decisión israelí. El documento señalaba: “La actual represión de la prensa libre por parte de Israel, considerada un esfuerzo para ocultar sus acciones en la Franja de Gaza, contraviene el derecho internacional y humanitario”.

La emisora agregó: “Los ataques directos y asesinatos de periodistas a manos de Israel, los arrestos, la intimidación y las amenazas no disuadirán a Al Jazeera de su compromiso de informar”.

El mes pasado, el Parlamento de Israel aprobó una ley que permite al Gobierno regular los medios de comunicación extranjeros que considere una amenaza a la seguridad nacional del país.

Al Jazeera señala que esta ley permite que el Gobierno clausure temporalmente las oficinas de tales medios, impida la transmisión de sus noticias, bloquee sus sitios web y confisque equipos de transmisión.

La televisora ha estado informando desde la Franja de Gaza diariamente desde el inicio de los combates actuales para dar a conocer los daños causados por los ataques militares israelíes. Sin embargo, Netanyahu ha criticado la cobertura que hace la emisora. Analistas señalan que la nueva ley tiene como objetivo a Al Jazeera.