La Reserva Federal de EE. UU. mantiene sin cambios los tipos de interés

En un intento por reducir el alza de los precios, las autoridades bancarias de Estados Unidos han recurrido a una serie de herramientas. Las medidas han tenido cierto éxito, pero, en vista de que el progreso en materia de inflación se ha estancado, en esta ocasión han decidido no modificar los tipos de interés.

La Reserva Federal ha estado subiendo las tasas hasta alcanzar su nivel más alto en más de dos décadas. Sin embargo, el miércoles, por sexta reunión consecutiva, su junta directiva decidió dejarlas sin cambios.

La reserva publicó un comunicado en el que afirma estar enfrentando “una falta de mayores avances” en lo que respecta al aumento de los precios y que es necesario tener más seguridad de que la inflación avanza de manera sostenible hacia el objetivo del 2 %.

Durante una conferencia de prensa en Washington después de la reunión, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, indicó: “Solo puedo decir que cuando tengamos esa confianza, habrá recortes a los tipos, pero no sé exactamente cuándo sucederá eso”. Agregó que no hay garantía de que bajen los precios.

Sin embargo, Powell y sus colegas indicaron que la economía se ha expandido a un ritmo sólido y que la creación de empleos sigue siendo firme. Agregaron que cambiar demasiado pronto de estrategia podría revertir el progreso conseguido.