Estados Unidos se muestra nuevamente reacio a una gran ofensiva israelí en Rafa

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, declaró que su país no puede apoyar un gran operativo militar de Israel en la ciudad de Rafa, sur de la Franja de Gaza, sin un plan eficaz para proteger a los civiles.

Blinken hizo este comentario después de reunirse el miércoles en Israel con el primer ministro Benjamin Netanyahu. Ambos hablaron de las negociaciones en curso para lograr un alto el fuego en la Franja y la liberación de los rehenes en poder del grupo islámico Hamás.

Blinken declaró a los periodistas que el Gobierno israelí no ha presentado un plan humanitario eficaz. Añadió que hay otras formas de tratar con Hamás que no requieren una operación a gran escala en Rafa.

Netanyahu ha manifestado su intención de poner en marcha una ofensiva en esa ciudad llegue o no a un acuerdo con Hamás.

Blinken señaló que Estados Unidos e Israel coinciden en que, si se alcanza un pacto por el cese de hostilidades y la liberación de los rehenes, se buscarán maneras de utilizarlo como base para establecer “algo sostenible en el tiempo”.

Asimismo, reiteró su llamamiento a Hamás para que acepte una tregua.