El G7 aprobará declaración con medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero

Se espera que los ministros a cargo del clima, la energía y el medio ambiente del G7 aprueben una declaración en la que se plantean medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los ministros comenzaron el lunes dos días de conversaciones en Turín, Italia.

La reunión está relacionada con la conferencia de la ONU sobre el cambio climático COP28 del año pasado, en la que los delegados llevaron a cabo su primer “balance mundial” para evaluar el progreso en los esfuerzos contra el cambio climático.

Según el borrador de la declaración, los países del G7 planean instar a otras naciones a presentar para principios del próximo año sus nuevos objetivos de reducción de emisiones para 2030 y posteriormente.

La declaración insta a que las centrales eléctricas a carbón que carezcan de medidas para reducir emisiones se cierren para la primera mitad de la década de 2030 o bien en consonancia con el objetivo de limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5 grados centígrados por arriba de los niveles preindustriales.

A fin de triplicar a escala mundial la capacidad de energía renovable para 2030, la declaración insta a aumentar a 1.500 gigavatios el almacenamiento de electricidad mediante acumuladores y otros métodos. Esa cantidad sextuplica con creces el nivel actual.

Asimismo, señala que los países del G7 planean reducir de diversas maneras las emisiones de los vehículos motorizados y apuntalar la infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos.

Los ministros también planean utilizar diversos métodos de recolección de datos sobre residuos de plástico en los océanos.