Rusia y Ucrania lanzan ataques mutuos contra infraestructuras clave

El Ministerio de Energía de Ucrania dio a conocer que el Ejército ruso había bombardeado instalaciones energéticas de la provincia de Dnipropetrovsk en el este de Ucrania y otras zonas desde el viernes hasta la madrugada del sábado, dañando gravemente cuatro centrales.

Por su parte, el Ejército ucraniano lanzó ataques contra refinerías de petróleo en Rusia.

La agencia de noticias rusa Interfax informó que las operaciones en una refinería de petróleo en la región de Krasnodar del país se habían suspendido parcialmente a raíz de un ataque ucraniano con drones.

Un medio de comunicación de Ucrania citó a una fuente de inteligencia afirmando que el servicio de seguridad del país llevó a cabo el ataque.

Mientras Rusia continúa con la invasión, el medio de noticias independiente ruso Verstka informó el jueves que soldados que regresaron de la guerra en Ucrania habrían cometido numerosos crímenes violentos.

Según Verstka, informaciones periodísticas y expedientes judiciales muestran que, durante los dos últimos años, esos exmiembros de las fuerzas armadas cometieron 55 asesinatos de 76 personas.

Según un medio de comunicación, el Grupo Wagner, una empresa militar privada, reclutó a prisioneros para combatir en la guerra contra Ucrania, diciéndoles que serían perdonados si luchaban durante seis meses.

La misma fuente agrega que 44 de las víctimas murieron a manos de exsoldados indultados y que el número de delitos de este tipo podría ser mucho mayor.