La divisa japonesa se debilita a un nivel no visto en 34 años

El viernes en Nueva York, la divisa japonesa siguió debilitándose y un dólar se compraba a más de 158 yenes por dólar, nivel no visto desde mayo de 1990, luego de que el Banco de Japón decidiera mantener sin cambios su política monetaria.

La decisión del banco central japonés y los comentarios que hizo su gobernador, Ueda Kazuo, en una conferencia de prensa, llevaron a especular que no aumentará las tasas de interés en el futuro cercano.

Observadores del mercado creen que la brecha en las tasas de interés entre Estados Unidos y Japón probablemente se mantenga por el momento, lo que provocará compra de dólares, con mayor rendimiento.