Un cable dañado pudo haber ocasionado un corte de energía en la central nuclear Fukushima Uno, noreste de Japón

Un corte parcial de energía en la malograda central nuclear Fukushima Uno, en el noreste de Japón, detuvo la descarga de agua tratada y diluida al océano por cerca de seis horas y media.

La Compañía de Electricidad de Tokio (TEPCO), empresa gestora de la central, informó que uno de los sistemas que suministraban electricidad a la planta se detuvo a las 10:43 a. m. del miércoles.

La firma señaló que la seguridad de las zonas críticas de la central se ha garantizado a través de energía de otras líneas. Esto incluye el enfriamiento del combustible nuclear usado y de los restos de combustible nuclear en los reactores dañados.

La compañía también afirmó que no se han presentado irregularidades en los datos de los puestos de monitoreo de radiación.

El suministro eléctrico se restableció poco después de las 4 p. m.

Sin embargo, el corte provocó la interrupción automática del vertido de agua tratada y diluida de la central al océano hasta las 5:16 p. m.

El agua utilizada para enfriar el combustible fundido se mezcla con agua subterránea y de lluvia. El agua acumulada se trata para eliminar la mayoría de las sustancias radiactivas, pero aún contiene tritio. El agua tratada se almacena en tanques en la central.

Antes de liberar el agua tratada al mar, TEPCO la diluye para reducir los niveles de tritio a aproximadamente una séptima parte del nivel máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud para el agua potable.

El viernes había comenzado la quinta ronda de vertido.

TEPCO señaló que, aproximadamente en el momento del corte de energía, un trabajador que estaba perforando cerca de un cable fue trasladado al hospital con quemaduras en el rostro y el brazo derecho que no pusieron su vida en peligro.

La empresa afirma que es posible que el cable de alimentación se haya dañado accidentalmente durante las perforaciones.