Alemania detiene a tres ciudadanos que presuntamente obtenían tecnología para los servicios de inteligencia chinos

Tres ciudadanos alemanes han sido detenidos en su país por la supuesta obtención de tecnologías que podrían usarse con fines militares mientras trabajaban subrepticiamente para los servicios de inteligencia de China.

Los fiscales encargados del caso dijeron el lunes que uno de los sospechosos, que actuó como agente de un empleado del Ministerio de Seguridad del Estado de China, utilizó a una pareja que dirige una empresa en Alemania. Esta firmó un acuerdo de cooperación con una universidad alemana. Según los fiscales, el objetivo era preparar un estudio para un socio chino sobre piezas de máquinas que también son importantes para motores de barcos, incluidos los buques de guerra.

Un medio de comunicación local reproduce declaraciones de funcionarios cercanos a la investigación según los cuales la universidad no sabía que las tres personas trabajaban para los servicios de inteligencia chinos.

Los fiscales dijeron que, en el momento de su detención, los sospechosos estaban en negociaciones para nuevos proyectos de investigación que podrían ser útiles en el fortalecimiento del poder de combate naval de China.

El lunes, la ministra del Interior alemana, Nancy Faeser, dijo en un comunicado que es consciente del peligro significativo que representa el espionaje chino en los negocios, la industria y la ciencia.