Miembro de agencia de Naciones Unidas "indignado" por muerte de personal de ONG en Gaza

Un miembro japonés de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) expresó su conmoción e indignación por la muerte de personal de una organización internacional sin fines de lucro a causa de un ataque aéreo israelí en la Franja de Gaza.

Seita Akihiro, jefe de la División de Atención Médica de la agencia, hizo declaraciones a nuestra emisora por internet desde Rafa, en el sur del territorio.

El martes, un ataque aéreo terminó con la vida de siete miembros de World Central Kitchen, un grupo que brinda asistencia en la zona.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, admitió que las fuerzas israelíes habían llevado a cabo el ataque. Dijo que no fue intencional y que se tomarán medidas para evitar que se repitan tales hechos.

En la entrevista, el mismo martes, Seita señaló que los grupos de apoyo y las organizaciones de la ONU obtienen permiso de Israel cuando se desplazan por áreas cercanas a las zonas de combate en Gaza y manifestó: "Ha sucedido lo que no debería suceder. Estoy conmocionado e indignado".

También explicó la desoladora situación en Gaza, donde, en los refugios, tan solo hay un baño por cada 800 personas y una ducha por cada 3.000.

Afirmó que las condiciones sanitarias son tan malas que muchos sufren de hepatitis, diarrea y enfermedades respiratorias. Destacó la grave escasez de alimentos y de medicinas, tales como antibióticos, para tratar a los niños.

Seita abogó por un alto el fuego humanitario inmediato para mejorar la situación.