A tres meses del desastre, damnificados del terremoto de Noto, centro de Japón, necesitan asistencia para reconstruir sus vidas

Este lunes se cumplen tres meses desde que un potente terremoto sacudió la península de Noto y áreas colindantes, en la zona central de Japón, el día de Año Nuevo. Muchos damnificados necesitan apoyo para reconstruir sus vidas, ya que las condiciones siguen siendo difíciles.

Se ha confirmado la muerte de 244 personas en la prefectura de Ishikawa y otras tres continúan desaparecidas a causa del terremoto de magnitud 7,6.

Funcionarios de la prefectura señalaron que a fecha del viernes, 8.109 personas se refugiaban en sitios designados de evacuación y que casi la mitad de estas se alojaba en hoteles u otros sitios lejanos a sus lugares de residencia.

La prefectura ha recibido 7.800 solicitudes para ocupar viviendas temporales. Sin embargo, solo se han completado unas 900. Los funcionarios prefecturales dicen que aproximadamente en agosto estarán listas las unidades suficientes para alojar a los solicitantes que faltan.

El agua corriente sigue sin estar disponible en cerca de 7.860 hogares y negocios en la mitad norte de la península afectada por el terremoto. La mayoría de ellos se encuentran en las ciudades de Suzu y Wajima, así como en las localidades de Noto y Anamizu.

Un número cada vez mayor de personas está decidiendo no regresar por el momento a sus lugares de residencia, afectados por el desastre. Entre las razones que mencionan se encuentran el empleo y la crianza de los hijos, además de la falta de perspectivas de reconstrucción de las casas dañadas.

Las autoridades han señalado que trabajarán en pos de la recuperación y reconstrucción de formas que permitan que estas personas vuelvan a sus lugares de residencia.