Se celebra una ceremonia para conmemorar la instalación de misiles antibuque en Okinawa

Unas 90 personas, incluidos funcionarios de defensa, asistieron el sábado a una ceremonia en la prefectura de Okinawa, en el sur de Japón, para conmemorar la primera instalación de misiles antibuque en la isla principal de Okinawa.

En marzo, el Ministerio de Defensa de Japón desplegó una unidad de la Fuerza Terrestre de Autodefensa en el campamento Katsuren de la ciudad de Uruma, en el centro de Okinawa, para operar los misiles antibuque Tipo-12.

En un discurso, el ministro de Estado de Defensa, Oniki Makoto, dijo que se espera que la unidad desempeñe un papel central en la defensa de la región suroeste del país. Dijo que tiene la tarea de bloquear una posible invasión de las islas remotas desde el mar y eliminar las fuerzas invasoras.

El despliegue de la unidad de misiles es el primero en la isla principal de Okinawa. El contingente también asumirá el papel de supervisar otras unidades de misiles desplegadas en las islas de Miyakojima e Ishigakijima en Okinawa, así como en la isla de Amami Oshima, en la prefectura de Kagoshima.

Más de 80 personas se manifestaron frente al campamento para oponerse al despliegue. Algunas portaban pancartas con mensajes como "No a los misiles".

Un hombre de 72 años dijo que ahora es más probable que la zona sea el objetivo de un ataque enemigo.

Las autoridades de defensa están considerando planes para ampliar el alcance de los misiles Tipo-12 con el fin de que puedan usarse como parte de la capacidad de Japón de atacar bases de misiles enemigas y otros objetivos.

El gobernador de Okinawa, Tamaki Denny, expresó su oposición a la instalación en su prefectura de cualquier armamento con capacidad de contraataque.