Japón pondrá a prueba un sistema para verificar previamente el permiso de ingreso al país de turistas extranjeros

Las autoridades de inmigración de Japón pondrán a prueba un nuevo sistema destinado a impedir el ingreso de terroristas al país, así como a aliviar la congestión durante los procedimientos de inmigración a la llegada, a través de la inspección de los visitantes extranjeros antes de salir con dirección a Japón.

La Oficina de Inmigración comenzará a usar experimentalmente el sistema de verificación previa el próximo año fiscal, que comienza en abril.

Bajo este, las aerolíneas proporcionarán a los funcionarios de inmigración los datos, incluida la información de los pasaportes, de los viajeros extranjeros que se dirijan a Japón, durante el proceso de facturación en los aeropuertos. Los funcionarios compararán la información con una base de datos.

Es posible que se niegue el ingreso al país a aquellos visitantes extranjeros que estén señalados como terroristas, que hayan cumplido una pena de prisión de un año o más en Japón u otro lugar, o que hayan sido acusados de permanecer ilegalmente en Japón.

Las aerolíneas serán notificadas y ellas podrán decidir si permiten que los turistas aborden los vuelos.

Los funcionarios de inmigración señalaron que en algunos años se negó la entrada a unos 10.000 visitantes extranjeros al momento de su llegada y que aquellos que se niegan a regresar a sus países son extraditados a expensas del Estado.