El beisbolista japonés Ohtani Shohei niega estar involucrado en escándalo de apuestas de su exintérprete

Ohtani Shohei, beisbolista japonés de las Grandes Ligas de Estados Unidos, habló por primera vez ante los medios sobre la supuesta participación de su exintérprete, Mizuhara Ippei, en apuestas deportivas ilegales.

El astro japonés negó estar involucrado en dicho incidente.

Ohtani dio estas declaraciones ante cerca de 100 periodistas mientras lo acompañaban Dave Roberts, entrenador de los Dodgers de Los Ángeles, y otros altos ejecutivos del equipo.

El beisbolista japonés dijo que nunca ha hecho apuestas en béisbol ni en ningún otro deporte. También negó que haya pedido a alguien hacerlo en su nombre. Ohtani subrayó que jamás ha recurrido a casas de apuestas deportivas y que nadie le ha solicitado que le ayude a pagar deudas de juego ajenas.

Autoridades fiscales estadounidenses han abierto una investigación por supuestas apuestas ilegales y las Grandes Ligas de Béisbol también han iniciado una pesquisa.

El medio deportivo estadounidense ESPN informó la semana pasada que Mizuhara había acumulado enormes deudas de juego en una casa de apuestas ilegal y que se habían transferido cuatro millones y medio de dólares de una cuenta de banco a nombre de Ohtani a la casa de apuestas.

El beisbolista japonés dijo que no estaba al tanto de la ludopatía de Mizuhara y también negó haber acordado pagar sus deudas.

Ohtani agregó que ni siquiera sabía que Mizuhara apostaba hasta que asistió a la reunión del equipo que se llevó a cabo en su sede tras el partido inaugural de la temporada de las Grandes Ligas de Estados Unidos, que celebró en Corea del Sur. También declaró que Mizuhara le ha estado robando fondos de sus cuentas y mintiendo.

La rueda de prensa duró solo 10 minutos y Ohtani se retiró sin atender preguntas de los asistentes.