La tripulación de un buque filipino, herida de nuevo por cañones de agua de la Guardia Costera china

El Gobierno de Filipinas ha informado de que uno de sus buques de suministros militares fue alcanzado por cañones de agua disparados por buques guardacostas chinos en el mar de la China Meridional, causando heridos y daños. Este incidente se produce tras otro similar a principios de mes.

El Consejo de Seguridad Nacional de Filipinas anunció a primera hora del sábado que sus buques habían sido hostigados cerca de un puesto militar en el Second Thomas Shoal, un banco de arena que Pekín considera como territorio propio.

Según el comunicado, los barcos transportaban personal militar de reemplazo y suministros, y se dice que la acción de China causó heridas a la tripulación y provocó daños importantes en uno de los buques.

El Gobierno filipino, que reclama el área como su zona económica exclusiva, afirmó que estos actos demuestran al mundo que China no reconoce "ninguna restricción ni limitación razonable o legal a sus acciones en virtud del derecho internacional".