Los agricultores y ganaderos europeos están cada vez más desilusionados con las políticas de la UE

Los agricultores y ganaderos europeos están cada vez más desilusionados con las políticas de la UE y sus protestas han ido en aumento. Un factor que impulsa su ira es el apoyo de la UE a Ucrania, que está luchando contra la invasión rusa.

En un intento por apoyar al país devastado por la guerra, la UE ha dejado de imponer aranceles a los productos agropecuarios ucranianos. Esto ha dejado a muchos agricultores y ganaderos europeos luchando por subsistir debido a las importaciones relativamente baratas.

Una granja avícola del norte de Francia despacha unos 10.000 huevos al día. Sin embargo, el propietario, Olivier Senechal, afirma que su negocio sigue atravesando dificultades.

Los precios de la electricidad han subido alrededor de un 50 % desde que comenzó la guerra, y el aumento de los precios de los cereales ha elevado el coste del pienso para pollos en un 30 %.

Senechal dice que sus ingresos se han reducido a la mitad, y que la política de la UE de eliminar los aranceles sobre la importación de huevos ucranianos es injusta porque pone a sus productos en desventaja. Según él, los agricultores y ganaderos no están en contra de apoyar a Ucrania, pero señala que están pagando un precio muy alto por este respaldo. Añade que sus medios de subsistencia están en peligro.

La UE está bajo presión para ayudar a los agricultores y ganaderos europeos. Tiene previsto reintroducir aranceles sobre el azúcar, los huevos y las aves de corral procedentes de Ucrania si los importes superan un determinado nivel. A pesar de esto, las principales organizaciones del sector dicen que las medidas no son suficientes.

Señalan que estas no incluyen artículos como el trigo, ni abordan otras preocupaciones de los agricultores, por lo que planean seguir protestando.