Secretario de Estado de EE. UU. exhorta al primer ministro de Israel a no atacar Rafa por tierra

Aumenta la frustración entre funcionarios de Washington por las acciones de Israel en la Franja de Gaza. Antony Blinken, secretario de Estado de Estados Unidos, dijo a líderes israelíes que su país no apoya una ofensiva terrestre contra la ciudad de Rafa, lugar en el que más de un millón de palestinos se está refugiando, y señaló categóricamente que sería un “error”.

El viernes en Tel Aviv, Blinken se reunió para conversar con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Lo exhortó a un cese al fuego “inmediato” y “sostenido”. Sin embargo, Netanhayu no coincidió con la postura de Blinken de que la invasión de Rafa es “innecesaria”.

Tras la reunión, Netanyahu publicó una declaración en video en la que señaló: “No tenemos forma de vencer a Hamás sin entrar a Rafa y eliminar el resto de batallones que hay allí. Le dije que esperaba hacerlo con el apoyo de Estados Unidos, pero que de ser necesario, lo haríamos solos”.

Rafa está repleta de civiles desplazados, cerca de un millón y medio. Blinken dijo que una ofensiva pondría a la mayoría en peligro y agregó: “Se corre el riesgo de causar mayores estragos en la prestación de asistencia humanitaria y la posibilidad de aislar aún más a Israel del mundo, lo que pondría en peligro su seguridad y su posición a largo plazo”.