Tiroteo en una sala de conciertos en Rusia deja decenas de víctimas mortales

Autoridades de Rusia dieron a conocer que varios hombres armados abrieron fuego en una sala de conciertos en las afueras de Moscú. Informaron que por lo menos 60 personas murieron y otras 100 resultaron heridas.

Ha trascendido que el grupo militante Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad de los hechos.

El incidente tuvo lugar el viernes por la noche en la ciudad de Krasnogorsk. El Servicio Federal de Seguridad de Rusia lo ha calificado de ataque terrorista. Autoridades señalaron que varias personas vestidas de camuflaje irrumpieron en el lugar antes de un concierto.

La televisión estatal transmitió imágenes en las que se veía salir humo y fuego del edificio.

Funcionarios del Gobierno dijeron que más de 320 trabajadores están luchando contra el fuego y participando en las tareas de rescate.

La agencia noticiosa RIA Novosti informó que por lo menos tres personas estuvieron involucradas en el tiroteo y añadió que hay información de que se lanzaron explosivos. Las fuerzas de seguridad están buscando a los hombres armados.

Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, dijo a los medios locales que se informó inmediatamente al presidente Vladímir Putin del ataque y que, desde ese momento, el mandatario ha estado dando todas las instrucciones esenciales.