Rusia bombardea la infraestructura energética de Ucrania

Las tropas rusas han lanzado un ataque sin precedentes contra la infraestructura energética en toda Ucrania. Los ataques tuvieron lugar, mientras que el principal portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijera por primera vez que su país había entrado en un "estado de guerra".

El ataque tuvo lugar el viernes y, según se informa, dejó sin electricidad a más de un millón de edificios.

El subjefe de la oficina presidencial de Ucrania, Oleksi Kuleba, dijo que tres personas murieron y otras 13 resultaron heridas.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, dijo en las redes sociales que Rusia lanzó casi 90 misiles y desplegó más de 60 drones.

El ministro de Energía ucraniano, German Galushchenko, afirmó que el bombardeo fue el mayor ataque jamás perpetrado contra la infraestructura energética de Ucrania. Dijo que se ha cortado una línea eléctrica que va a la central nuclear de Zaporiyia, controlada por Rusia. El Organismo Internacional de Energía Atómica ha señalado que las líneas de respaldo están funcionando.

Según informes, se produjo un incendio en una central hidroeléctrica en la ribera del río Dniéper después de que las instalaciones fueran atacadas.

Las tropas ucranianas llevaron a cabo recientemente ataques en la provincia occidental rusa de Bélgorod y en otros lugares. Las autoridades de Moscú dicen que las fuerzas rusas respondieron el viernes con un total de 49 ataques.