El beisbolista japonés Ohtani Shohei se habría enterado del “robo” de su intérprete tras un juego en Seúl

ESPN, una cadena deportiva de televisión estadounidense dio a conocer que Ohtani Shohei, estrella japonesa de las Grandes Ligas de Béisbol, se enteró de la adicción al juego de su intérprete en una reunión en los vestidores tras el partido inaugural de la temporada, el miércoles, en Seúl, Corea del Sur.

ESPN citó a un ejecutivo de los Dodgers de Los Ángeles, quien habría dicho que tras el partido en Corea del Sur, Mizuhara Ippei, hablando en inglés, declaró al equipo que tenía adicción al juego. Según el canal de televisión, Ohtani solicitó a otro intérprete que le tradujera lo que Mizuhara había dicho y fue cuando se dio cuenta del dinero que faltaba en sus cuentas.

Mizuhara fue despedido por los Dodgers luego de que surgieran informes de que habría participado en apuestas ilegales. Los agobados de Ohtani señalaron que el bateador es víctima de un “enorme robo”. Los informes señalan que se transfirieron cerca de cuatro millones y medio de dólares de la cuenta de banco de Ohtani para hacer pagos, supuestamente, a una casa de apuestas ilegal.

La agencia noticiosa Associated Press ha informado que Mizuhara se encuentra en estos momentos bajo investigación delictiva por el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos.