Las autoridades japonesas imponen multas a la estrella del fútbol Iniesta y otros dos jugadores por evasión de impuestos

Según se informa, las autoridades fiscales japonesas han ordenado al astro del fútbol español Andrés Iniesta y a otros dos jugadores extranjeros pagar una multa de varios millones de dólares por no declarar parte de sus ingresos procedentes de contratos con equipos japoneses.

El problema se origina en las normas tributarias en Japón, según las cuales, los deportistas profesionales extranjeros se dividen en categorías de residentes y no residentes. Los deportistas cuyos contratos duran menos de un año y no están acompañados por familiares en Japón son tratados como no residentes con cargas impositivas más ligeras. Aquellos que no cumplen estas condiciones se consideran residentes y deben presentar una declaración de impuestos.

Iniesta perteneció al Vissel Kobe en la máxima categoría de la J-League durante cinco años hasta julio de 2023. Su contrato inicial, de julio de 2018, duró menos de un año. Sin embargo, fuentes informadas dicen que las autoridades fiscales parecen haber determinado que el contrato cubría varios años. Debido a que Iniesta vivía con su familia en Japón, aparentemente se le consideró contribuyente residente.

Las fuentes dicen que Iniesta recibió una multa por valor de alrededor de 580 millones de yenes, o unos tres millones ochocientos mil dólares, sobre ingresos no declarados de alrededor de 860 millones de yenes, o unos cinco millones setecientos mil dólares, asociados con el contrato de 2018.

Agregan que al exjugador de la selección surcoreana Kim Jin-hyeon también se le ordenó pagar aproximadamente 220 millones de yenes, o un millón y medio de dólares, por razones similares. Las sanciones cubrían su contrato de cinco años con Cerezo Osaka hasta 2020.

Del mismo modo, al jugador brasileño Patric se le ordenó pagar alrededor de 210 millones de yenes, o un millón cuatrocientos mil dólares, por sus contratos con dos equipos, el Sanfrecce Hiroshima y el Gamba Osaka, en los cinco años hasta 2021. Patric ahora juega en otro equipo de la J-League, el Nagoya Grampus.