Se distribuyen kits de emergencia para inodoro entre los residentes de la ciudad japonesa de Suzu, afectada por el terremoto de Año Nuevo

La ciudad japonesa de Suzu, en la prefectura de Ishikawa, afectada por el terremoto del día de Año Nuevo, ha distribuido kits de emergencia para inodoro a los residentes que se enfrentan a la prolongada suspensión del suministro de agua.

El fuerte sismo dañó la infraestructura hídrica de la ciudad.

Hasta el 15 de marzo se había restablecido el suministro de agua en 370 hogares de la ciudad, aproximadamente el 10 % del total, pero algunas personas siguen sin poder utilizar los retretes de sus casas porque las fosas sépticas resultaron dañadas por el terremoto.

El miércoles, los funcionarios municipales repartieron 500 kits, compuestos de bolsas de plástico negras y una sustancia coagulante. Cada kit contiene 100 bolsas desechables.

La gente se reunió en un gimnasio antes de que empezara la distribución.

Una mujer de unos 40 años dijo que todos los días abre el grifo, pero no sale agua; tiene que buscar un retrete provisional o un lugar donde pueda conseguir agua para vaciar el inodoro. Comenta que el kit es muy útil.

Maeda Yoshinori, que trabaja en el ayuntamiento de Suzu, afirma que muchas personas que volvieron a sus casas tras la evacuación siguen sin agua corriente. Añade que la ciudad seguirá proporcionando a la gente lo que necesite para que sus vidas vuelvan a la normalidad.