Israel continúa atacando la Franja de Gaza pese a las negociaciones en Catar con Hamás

Israel y Hamás reanudaron en Catar sus negociaciones de cese el fuego. Sin embargo, el Ejército israelí dio a conocer el martes que había atacado infraestructura civil en la Franja de Gaza, asegurando que la estaba utilizando Hamás. Afirmó haber matado a “más de 50 terroristas”.

Las fuerzas israelíes indicaron que, durante su operativo en el Hospital Al-Shifa, habían podido evitar daños a civiles, incluyendo el personal sanitario.

Sin embargo, los médicos en esa institución dijeron que estaban tratando de atender a los pacientes heridos durante los ataques y que la situación los estaba agotando “mental y físicamente”. Agregaron que ellos y los pacientes solo pueden comer una vez al día y que muchos padecen desnutrición.

La ONU se halla haciendo llamamientos a líderes con “influencia” para que presionen a Israel a fin de que permita la distribución de la ayuda.

Volker Turk, alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, afirmó que la continua restricción de Israel a la llegada de ayuda a la Franja y la manera en que prosigue con sus hostilidades pueden “equivaler al uso del hambre como método bélico, lo cual constituye un crimen de guerra”.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, sostiene que su país ha tratado de permitir la entrega de la ayuda “desde el principio de la guerra”. Sin embargo, se mantiene firme en su determinación de eliminar por completo los batallones de Hamás en Rafa y en que “no hay otra forma de hacerlo que a través de una invasión terrestre”.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, señaló que Israel debe hacer “prioritaria” la protección de los civiles. Visitará Oriente Próximo a partir del miércoles para insistir en un cese el fuego y en la entrega de ayuda a la Franja de Gaza. Indicó que el 100 % de la gente en el territorio se enfrenta a una grave inseguridad alimentaria.