El Banco de Japón pone fin a su política de tipos de interés negativos

El Banco de Japón ha tomado una decisión histórica respecto a su política de relajación monetaria masiva.

El banco central ha decidido poner fin a los tipos de interés negativos y aumentarlos por primera vez en 17 años.

También abandonará su iniciativa para controlar la curva de rendimiento, que mantiene bajos los tipos de interés tanto a largo como a corto plazo.

Los responsables de las políticas de la entidad anunciaron la medida el martes, después de concluir su reunión de dos días.

Además de poner fin a la política de tipos de interés negativos, el Banco de Japón ha establecido como su nuevo objetivo de política el tipo de interés interbancario.

Las autoridades indican que tratarán de que dicho tipo de interés se mantenga en torno al cero por ciento.

Esta es la primera subida de los tipos de interés desde febrero de 2007.

El Banco de Japón ha mantenido el tipo de interés a corto plazo en -0,1 % para algunos depósitos de instituciones financieras en 2016.

Al mismo tiempo, la entidad ya no fijará un objetivo para los rendimientos de los bonos gubernamentales a 10 años, lo que significa que ahora permitirá tipos más altos a largo plazo.

Bajo la política de control de la curva de rendimiento, el banco adquirió grandes cantidades de bonos del Gobierno japonés para mantener las tasas de interés a largo plazo en alrededor del cero por ciento.