Terminan de verter en el mar la cantidad prevista para este año fiscal de agua tratada de la central nuclear Fukushima Uno

El domingo terminó la cuarta ronda de descarga en el océano de agua tratada y diluida procedente de la central nuclear Fukushima Uno.

Este hecho lo dio a conocer la Compañía de Electricidad de Tokio (TEPCO), propietaria de la central.

El proceso de descarga de la cuarta y última ronda de este año fiscal empezó el 28 de febrero.

El agua que se empleó para enfriar el combustible nuclear fundido en la central se ha estado mezclando con agua de lluvia y de mantos freáticos.

El líquido acumulado se somete a tratamiento para retirar la mayor parte de las sustancias radiactivas, pero sigue conteniendo tritio.

Antes de verterlo en el mar, Fukushima Uno lo diluye para reducir los niveles de tritio a aproximadamente la séptima parte del nivel máximo de referencia de la Organización Mundial de la Salud para el agua potable.

El viernes, TEPCO suspendió la descarga del agua después de que ocurriera un terremoto de intensidad 5 débil en la escala japonesa de 0 a 7 frente a las costas de la prefectura de Fukushima. La interrupción se llevó a cabo conforme a un plan previamente elaborado.

La central reanudó la descarga al cabo de unas 15 horas, después de comprobar que no había irregularidades en sus equipamientos.

Durante este año fiscal se descargaron en total 31.145 toneladas de agua tratada en cuatro rondas, como estaba previsto.

TEPCO planea verter unas 54.600 toneladas de agua tratada en siete rondas durante el próximo ejercicio fiscal que empieza en abril.