En abril se levantará la prohibición sobre el servicio de taxis privados en Tokio, Kioto y otros lugares de Japón

Japón está tomando medidas para levantar las restricciones al sector de los taxis privados en varias partes del país, en un intento por paliar la escasez de profesionales con licencia.

El Ministerio de Territorio, Infraestructura, Transporte y Turismo dio a conocer el miércoles las áreas donde se permitirán los primeros servicios de taxi privado a partir de abril. Incluyen el centro de Tokio, Yokohama, Kawasaki, Nagoya y Kioto.

Los conductores podrán admitir clientes durante determinados horarios si trabajan bajo la supervisión de empresas de taxis. Estas tendrán que solicitar la aprobación del ministerio para gestionar el transporte de pasajeros por parte de conductores privados.

El Gobierno planea ampliar la disponibilidad de este tipo de taxis si la iniciativa tiene éxito y los datos indican que es necesario.