Automotriz japonesa Daihatsu reanuda la producción de dos modelos en su fábrica de Kioto

La automotriz japonesa Daihatsu ha reanudado la producción en Japón de dos modelos de vehículos comerciales tras cerca de mes y medio. La fabricación se había suspendido después de un escándalo relacionado con certificaciones.

Daihatsu interrumpió las operaciones en sus cuatro fábricas de Japón en diciembre, luego de que se descubriera que había falsificado información para conseguir certificaciones de vehículos.

El mes pasado, el Ministerio de Transporte levantó la orden de suspensión de entregas de algunos modelos, ya que, señaló, se había confirmado que estos cumplían con las regulaciones.

El lunes, Daihatsu reanudó la producción del modelo ProBox, que se vende bajo la marca Toyota, así como de Familia Van, que vende Mazda, en su fábrica de Kioto, oeste de Japón.

Sin embargo, la firma tiene previsto mantener la suspensión de otros modelos, tales como el Tanto, su vehículo principal, por lo menos hasta el 1 de marzo, ya que continúan las investigaciones del Ministerio de Transporte.

Todavía no queda claro cuándo se reanudará por completo la producción, lo que ha generado preocupación sobre los efectos prolongados que esto pueda tener en las economías locales donde se encuentran los subcontratistas y socios comerciales de la automotriz.