Un museo japonés acoge la primera exposición mundial de un artista de grabados “ukiyo-e” del siglo XVIII

El Museo de Arte de la Ciudad de Chiba acoge, hasta el 3 de marzo, la primera exposición mundial de Chobunsai Eishi, un samurái convertido en artista que hizo grabados “ukiyo-e” a finales del siglo XVIII, durante el período Edo.

Chobunsai tuvo muy buena aceptación en el extranjero, motivo por el cual la mayoría de sus obras salió de Japón durante la era Meiji (1868-1912).

El museo, situado en la prefectura de Chiba, vecina a Tokio, ha logrado reunir alrededor de 160 obras para la exposición. Entre ellas se incluyen piezas prestadas por el Museo Británico y el Museo de Bellas Artes de Boston. Un grabado llegado de esta pinacoteca estadounidense muestra a una mujer ataviada con un espléndido quimono de colores vivos en Yoshiwara, un conocido barrio rojo en esa época. Otra obra destacada es un biombo que fue descubierto mientras se buscaban piezas para la exposición. En este, Chobunsai representa los quimonos de manera colorida y retrata a mujeres como Ono no Komachi o Yang Guifei, conocidas como grandes bellezas de Japón y China respectivamente.

Tanabe Masako, subdirectora del museo, cree que muchos visitantes que van a ver las obras de Chobunsai por primera vez podrán apreciar inmediatamente su belleza.