Llega al Japón central la primera remesa de cangrejos rojos de las nieves desde el terremoto de Año Nuevo

Un pescador de cangrejos rojos del Japón central ha conseguido su primera captura desde que el terremoto del día de Año Nuevo dejara devastado su equipo.

Shiotani Hisao lleva 45 años pescando cangrejos en un puerto de la ciudad de Imizu, en la prefectura de Toyama, donde tienen su base tres barcos que capturan este manjar local de invierno.

El seísmo causó graves daños en las trampas para cangrejos del fondo marino, muchas de las cuales quedaron sepultadas o fueron arrastradas por la corriente.

Shiotani perdió todas sus trampas, pero trabajó duro para reanudar la pesca y colocó otras nuevas en el mar a finales de enero.

El sábado las revisó y comprobó que tenía una buena captura. Los más de 450 cangrejos que sacó a subasta en el puerto pesquero se vendieron a buen ritmo.

Shiotani dijo que los 40 días de descanso de la pesca habían pasado rápido, porque él y su tripulación estaban ocupados preparándose para reanudar las operaciones, mientras intentaban olvidar las trampas perdidas. Añadió que solo puede avanzar paso a paso.