Hay señales de recuperación entre los negocios afectados por el terremoto del día de Año Nuevo en Japón

Muchos supervivientes del terremoto que azotó la península de Noto, en la región central de Japón, el día de Año Nuevo, están intentando reconstruir sus vidas y restablecer sus negocios.

Entre ellos se encuentra Yamagishi Junichi, propietario de una empresa manufacturera en la ciudad de Suzu, prefectura de Ishikawa. El hombre de 87 años reanudó las operaciones el viernes, por primera vez desde el desastre.

Su compañía extrae sal del agua de mar a través de un método que data de hace unos 400 años. Sin embargo, ya no puede bombear agua porque el terremoto levantó el lecho marino y actualmente depende de los suministros existentes.

Yamaghishi señaló que, desde el mes pasado, ha recibido pedidos equivalentes al trabajo de cerca de un año y agregó que tiene la intención de cumplir con las necesidades de sus clientes.

Las autoridades locales también están intensificando los esfuerzos para ayudar a que las personas puedan recuperarse. El viernes, Hase Hiroshi, gobernador de Ishikawa, visitó varios negocios en Suzu. Dijo que incluirá sus necesidades en el plan de reconstrucción de la prefectura.

Algunos evacuados de Suzu se están mudando a viviendas temporales. Se están construyendo más de 450 unidades en cinco lugares. Las primeras 40 que se terminen estarán en el patio de la escuela primaria Shoin.

Una mujer octogenaria que perdió su casa en el terremoto visitó el lugar con su hija para conocer su hogar temporal. Dijo que estará feliz de tener cierta paz y calma después de pasar tanto tiempo en un refugio.

El Gobierno Central ha dado a conocer planes para ofrecer una mayor asistencia financiera a proyectos de vivienda pública en zonas afectadas por el terremoto.

Este destruyó o dañó más de 60.000 hogares en la prefectura de Ishikawa.