Vicegobernador del Banco de Japón: La relajación monetaria se mantendrá tras el fin de los tipos negativos

Un vicegobernador del Banco de Japón dice que este no abandonará del todo su política monetaria ultralaxa, aunque ponga fin a los tipos de interés negativos.

Uchida Shinichi declaró el jueves que alcanzar el objetivo del banco de una inflación del 2 % es cada vez más realista, pero que las perspectivas siguen siendo inciertas. El Banco de Japón ha fijado esa meta como condición para modificar su masiva relajación monetaria.

Uchida comentó que cuando la inflación se mantenga en el 2 %, la relajación monetaria habrá cumplido su función. En ese momento, el banco se plantearía una revisión de la política, teniendo en cuenta las subidas salariales y otros datos.

Pero dijo que incluso si el Banco de Japón pone fin a la política de tipos negativos, es poco probable que las tasas sigan subiendo. Añadió que el banco mantendrá una política monetaria relativamente flexible.

Uchida también se refirió al control de la curva de rendimientos. En el marco actual, la entidad compra bonos del Estado para controlar los tipos de interés.

Indicó que, si el banco empieza a revisar el marco, no cambiará drásticamente el volumen de compras de bonos y se asegurará de que los tipos de interés no se disparen.

Algunos agentes del mercado financiero creen que el Banco de Japón se está preparando para un cambio de política y estarán muy atentos a la reunión que la entidad celebrará en marzo.