Voluntarios empiezan a ayudar en la limpieza de la localidad de Noto, afectada por el seísmo de Año Nuevo

Un grupo de voluntarios ha comenzado a ayudar a la población de la localidad de Noto, en la prefectura de Ishikawa, Japón, que sufrió graves daños a causa del potente terremoto del día de Año Nuevo.

Desde el 27 de enero, la prefectura de Ishikawa ha estado enviando voluntarios a las zonas afectadas por el terremoto, incluidas las ciudades de Nanao y Suzu.

Once personas que se habían inscrito en la prefectura llegaron a Noto el jueves por la mañana. Rápidamente se dirigieron a los lugares designados tras recibir palas, guantes y otros equipos para retirar los escombros del terremoto.

Un voluntario de la prefectura de Akita, en el norte de Japón, dijo que mucha gente acudió a ayudar a su zona cuando hubo intensas lluvias, y él quiere devolver el favor.

Shoji Yoshihiro, jefe del centro de voluntarios de ayuda en catástrofes de la localidad de Noto, dice que la gente ha estado esperando impaciente este tipo de ayuda. Comenta que quiere acelerar las actividades de voluntariado aceptando a personas de fuera de la prefectura.

Teniendo en cuenta las escasas horas de luz y la situación de las calles y carreteras, la localidad está limitando las actividades de voluntariado a aquellos que puedan trabajar hasta las 3 de la tarde y marcharse el mismo día.

El centro comunica que quiere aumentar el número de voluntarios y las horas que pueden trabajar, basándose en la situación de la localidad.