Más de 37.000 hogares siguen sin agua como consecuencia del terremoto en la península de Noto, Japón

Muchos damnificados en el terremoto del día de Año Nuevo en la zona central de Japón todavía tienen dificultades para conseguir agua. Casi 40 días después del sismo de magnitud 7,6, unos 37.000 hogares de la península de Noto y alrededores siguen sin agua corriente.

Las escuelas de la muy afectada ciudad de Nanao comenzaron a ofrecer almuerzos nuevamente el miércoles. El menú consistía en leche, bolas de arroz y postre; nada que requiriera agua para cocinar.

Bañarse también resulta difícil en la zona. Beppu, una ciudad del oeste de Japón conocida por sus aguas termales, decidió ayudar enviando agua desde cientos de kilómetros de distancia para que los residentes pudieran asearse y relajarse.

Las autoridades locales explican que el obsoleto sistema de suministro de agua de la región era vulnerable a los terremotos. Más de 100 operarios de todo el país están trabajando para repararlo, pero las autoridades señalan que la recuperación completa no se alcanzará al menos hasta abril.