Grupo militante respaldado por Irán se compromete a seguir atacando bases militares de EE. UU.

Un grupo militante respaldado por Irán se ha atribuido la responsabilidad de un ataque con drones efectuado contra una base militar de Estados Unidos en el este de Siria. Además, se ha comprometido a seguir atacando este tipo de instalaciones estadounidenses.

La agrupación, llamada Resistencia Islámica en Irak, emitió un comunicado con el que indicó que el domingo había realizado la ofensiva contra una base estadounidense en Deir ez-Zor, Siria, utilizando drones. Los militantes agregaron que continuarán destruyendo "bastiones enemigos".

El ataque con aeronaves no tripuladas se produjo después de que el Ejército de Estados Unidos bombardeara el viernes instalaciones de las fuerzas militares de élite de Irán en Irak y Siria. Este bombardeo fue en represalia por la muerte de tres soldados estadounidenses en un ataque con drones llevado a cabo en Jordania.

Las ofensivas aéreas de Estados Unidos han provocado una reacción agresiva entre los países de la región.

Una organización de derechos humanos que hace el seguimiento de la situación en Siria señaló que el ataque de la Resistencia Islámica se llevó a cabo entre el domingo por la noche y el lunes por la mañana. Añadió que siete miembros de las fuerzas kurdas que se encontraban junto con los soldados estadounidenses en la base habían muerto.