Los mandatarios de Japón e Italia acuerdan unir fuerzas para abordar cuestiones globales

El primer ministro japonés, Kishida Fumio, y su homóloga italiana, Giorgia Meloni, han acordado unir fuerzas para abordar una serie de cuestiones globales, entre ellas la relativa a Ucrania y el desarme nuclear.

Su reunión del lunes en Tokio también supuso el traspaso de la presidencia del Grupo de los Siete de Japón a Italia.

Kishida expresó agradecimiento por el compromiso de Meloni de seguir trabajando basándose en los logros de la cumbre del G7 del año pasado en Hiroshima. También le dijo que Japón hará todo lo posible para ayudar a Italia a organizar en junio una cumbre exitosa.

Los mandatarios confirmaron que sus países colaborarán para abordar una serie de problemas globales, incluidos los conflictos en Ucrania y Oriente Próximo, así como el desarme nuclear y la inteligencia artificial.

Además, manifestaron que acogen de buen grado los avances realizados en el desarrollo de aviones de combate de próxima generación en un proyecto conjunto en el que participan Japón, Italia y el Reino Unido.

Kishida declaró posteriormente a la prensa que la visita de Meloni al archipiélago nipón era una buena oportunidad para estrechar los lazos bilaterales. Indicó que Italia es un socio estratégico para Japón y que Tokio está dispuesto a trabajar con el país europeo en aras de conseguir la paz y la estabilidad mundiales.