Los damnificados por el terremoto en la prefectura de Ishikawa, en Japón, comienzan a trasladarse a viviendas provisionales

Se han abierto las primeras viviendas provisionales para las personas que se quedaron sin hogar tras el terremoto del día de Año Nuevo en la costa del mar del Japón. Más de 8.000 permanecen en centros de evacuación en la prefectura de Ishikawa.

Los damnificados del terremoto empezaron a mudarse el sábado a sus casas provisionales en la ciudad de Wajima.

Una mujer de 76 años que lleva viviendo en un centro de evacuación con la familia de su hija desde que su casa se incendió durante el seísmo dice que mentalmente es más cómodo, y que no tiene que preocuparse por los demás.

Un total de 18 familias compuestas por 55 personas que, o bien perdieron sus casas en la catástrofe, o son ancianos y necesitan cuidados adicionales, se trasladarán a estas unidades.

Las autoridades municipales han recibido más de 4.000 solicitudes de alojamiento temporal.

La prefectura de Ishikawa tiene previsto comenzar las obras de otras 3.000 unidades antes de finales de marzo, de las que 1.300 estarán terminadas para entonces.

El profesor de la Universidad de la Prefectura de Kumamoto Sawada Michio estudia cómo sobreviven los damnificados por el terremoto en los días y semanas posteriores.

Dice que los municipios de Noto afectados por el seísmo son relativamente pequeños, lo que significa que hay un límite a lo que las comunidades pueden hacer.

Sawada manifiesta textualmente: "Las viviendas provisionales se han proporcionado rápidamente, pero su número es sumamente limitado. Creo que es crucial que los municipios afectados por el terremoto reciban ayuda del Estado, la prefectura o incluso del sector privado".