Ministra de Asuntos Exteriores del bloque prodemocracia de Myanmar pide ayuda humanitaria a Japón

Hoy jueves se cumplen tres años desde el golpe de Estado en Myanmar. La junta militar se ha mantenido en el poder recurriendo incluso a la represión de civiles. Ahora, la ministra de Asuntos Exteriores del bloque prodemocracia del país ha pedido a Japón asistencia para aliviar la crisis humanitaria surgida de la caótica situación en que se encuentra la nación.

La junta anunció el miércoles la extensión del estado de emergencia por otros seis meses. Mencionó, entre otras razones, el empeoramiento de la seguridad en el país. No hay perspectivas de que se celebren elecciones que permitan la instauración de un gobierno civil.

Zin Mar Aung, miembro del Gobierno de Unidad Nacional (NUG), habló con nuestra emisora en una entrevista por internet.

Declaró que unir fuerzas con grupos étnicos minoritarios en la lucha contra los militares ha dado resultados desde octubre, cuando comenzó esa colaboración.

Asimismo, afirmó que las fuerzas prodemocracia han intentado entablar conversaciones de paz con el Gobierno militar, pero sin éxito.

Señaló que las protestas no violentas han sido ineficaces y ha habido participantes encarcelados o asesinados, y subrayó: "No queremos terminar de la misma manera otra vez. Las lecciones hay que aprenderlas".

Indicó que el campo prodemocracia continuará su resistencia armada contra la junta con el fin de derrocarla.

Zin Mar Aung indicó que muchas personas enfrentan grandes dificultades humanitarias en todo el país, incluidas las regiones étnicas. Apuntó que esas crisis son el resultado de las acciones de la junta militar.

También pidió ayuda a Japón para aliviar la crisis humanitaria e instó al Gobierno japonés a utilizar su liderazgo en Asia y exponer más claramente su postura sobre la situación en Myanmar.