Casi se cumple un mes desde el terremoto de la península japonesa de Noto

Ya transcurrió casi un mes desde que un devastador terremoto sacudiera la península de Noto, en la zona central de Japón, el día de Año Nuevo. Se ha confirmado la muerte de más de 230 personas. Entretanto, más de 14.000 damnificados continúan en refugios.

Tan solo en la prefectura de Ishikawa hay 19 desaparecidos y la vida de quienes residen en el área sigue sin volver a la normalidad. Hay 40.000 viviendas y comercios que aún no cuentan con suministro de agua. También hay refugios afectados.

Debido a los cortes de agua, la gente no puede lavar la ropa. Grupos de voluntarios recogen y lavan la ropa de unas 50 personas refugiadas en una escuela primaria de la ciudad de Nanao.

El martes, seis damnificados en edad avanzada pasaron horas trasladándose desde la ciudad de Wajima, en la prefectura de Ishikawa, hasta la de Katsuyama, en la vecina prefectura de Fukui. Se vieron obligados a abandonar su refugio debido a la falta de agua.

Uno de ellos dijo: “Me conformo mientras tenga algo que comer y pueda usar el retrete”.

Mientras tanto, se ha logrado cierto progreso en el restablecimiento de la electricidad. La Compañía de Electricidad de Hokuriku dio a conocer que el problema de los apagones podría quedar resuelto en gran parte el miércoles gracias al trabajo que ha realizado junto con otras empresas del sector.