Ministerio de Transporte de Japón inspecciona una empresa del grupo Toyota por irregularidades

El Ministerio de Territorio, Infraestructura, Transporte y Turismo de Japón realizó una inspección “in situ” de una empresa perteneciente al grupo de la automotriz Toyota para comprobar lo que denominó “irregularidades” en las pruebas de certificación de motores.

La inspección se llevó a cabo en una fábrica de Industrias Toyota en la prefectura de Aichi. El fabricante de automóviles informó el lunes al ministerio que había confirmado falsificaciones en datos de pruebas.

El ministro de Transporte, Saito Tetsuo, dijo: “esta falta es extremadamente lamentable, ya que menoscaba la confianza entre los usuarios de maquinaria industrial y de automóviles. También sacude los cimientos del sistema de certificación vehicular”. Agregó que su dependencia tomará medidas severas basándose en el resultado de su investigación.

La fábrica de Industrias Toyota desarrolla motores para montacargas y automóviles. Las irregularidades de las pruebas afectan a tres tipos de motores diésel que se producen en la fábrica.

El Ministerio de Transporte indicó que tiene previsto interrogar a los empleados para confirmar el alcance de las irregularidades.

El lunes, Toyota dio a conocer que detendría seis líneas de producción hasta el jueves debido a las anomalías en las pruebas de motores.

Los problemas de certificación también hicieron que Toyota suspendiera el lunes la comercialización de 10 modelos, incluyendo seis para el mercado japonés, entre ellos el Land Cruiser 300 y el camión Hilux.