Alerta por deslizamiento de tierra a causa del derretimiento de la nieve en las zonas afectadas por el terremoto de Noto

Las autoridades solicitan a los residentes de las zonas afectadas por el terremoto ocurrido en Japón central el día de Año Nuevo que estén alerta ante posibles deslizamientos de tierra, ya que se pronostica que el martes aumenten las temperaturas.

El lunes se cumplieron cuatro semanas desde el potente sismo de magnitud 7,6 en la península de Noto, prefectura de Ishikawa.

Las personas en la zona devastada estuvieron expuestas a un frío intenso el lunes por la mañana, aunque las temperaturas máximas durante el día fueron de dos a tres grados más altas que el promedio para esta época del año.

El mercurio subió a 9,8 °C en la ciudad de Kanazawa, 8,3 en la ciudad de Suzu y 7,7 en la de Wajima.

Se anticipa que las temperaturas seguirán subiendo en el área durante los próximos dos días. Las máximas previstas para el martes son de 11 °C en las ciudades de Kanazawa y Toyama y de 10 en Wajima.

La Dirección de Meteorología de Japón señala que un clima más cálido podría provocar avalanchas y que el derretimiento de la nieve podría aflojar el suelo y causar deslizamientos de tierra en las zonas afectadas por el desastre.

Mientras tanto, algunos evacuados han muerto debido al empeoramiento de sus condiciones de salud mientras vivían en refugios temporales a raíz del terremoto.

Aunque las temperaturas pueden ser más altas de lo normal durante el día, bajan marcadamente por la noche. Las autoridades aconsejan a los damnificados que vigilen la salud de las personas de su entorno, se mantengan abrigados y hagan ejercicio cada cierto tiempo para prevenir la hipotermia.