La policía de Japón habría detenido a uno de los sospechosos más buscados del país

Ha trascendido que la policía de Japón detuvo a un hombre que sería miembro de un grupo extremista que llevó a cabo una serie de ataques con bombas contra empresas en Tokio, a mediados de los 70.

Según fuentes, la policía se enteró que un sujeto, aparentemente el prófugo Kirishima Satoshi, se encontraba hospitalizado en la prefectura de Kanagawa, cerca de Tokio y lo detuvo el jueves.

Kirishima era miembro del Frente Armado Antijaponés de Asia Oriental. Este grupo es responsable de llevar a cabo 12 ataques con bomba entre 1974 y 1975, que tuvieron como blanco empresas que hacían negocios fuera de Japón.

El ataque a la sede de Industrias Pesadas Mitsubishi, en el distrito empresarial de Marunouchi en 1974 dejó ocho muertos y 165 heridos.

Se cree que Kirishima estuvo involucrado en un ataque con bomba en un edificio en Ginza, Tokio, en 1975.

Se encontraba en la lista de los más buscados a nivel nacional bajo sospecha de violar las regulaciones penales de control de explosivos.

Según las fuentes, el sospechoso, está hospitalizado bajo un nombre falso y está recibiendo tratamiento por un cáncer en fase terminal. Ha trascendido que el hombre ha admitido que se trata de Kirishima y que tendría 70 años.

La policía está interrogando al hombre y también se tiene previsto hacerle una prueba de ADN para confirmar su identidad.