Grupo opuesto a la enmienda de la Ley de Control de Inmigración en Japón teme por los solicitantes de asilo

Un grupo de abogados y extranjeros en Japón que se opone a la enmienda de la Ley de Control de Inmigración y Reconocimiento de Refugiados que entró en vigor el lunes ha expresado gran preocupación por el impacto que esto pueda tener para los solicitantes de asilo.

El lunes, en una conferencia de prensa en Tokio, miembros del grupo emitieron un comunicado en el que expresan su preocupación de que las enmiendas puedan amenazar las vidas y los derechos humanos de muchos extranjeros que buscan asilo.

Una revisión clave establece que aquellos que han solicitado asilo tres veces o más, estén sujetos a deportación. El grupo dijo que, si la nueva norma se implementa sin garantizar la idoneidad del proceso de selección, existe un alto riesgo de que quienes necesitan protección como refugiados no puedan obtener la ayuda necesaria.

Los abogados también expresaron inquietudes por un nuevo sistema que permite a quienes enfrentan la deportación vivir fuera de los centros de detención, si reciben la aprobación, bajo la supervisión de personas autorizadas por el Estado.

Señalaron que el sistema impondría una carga excesiva a los supervisores. Además, dicen que los solicitantes que no cumplan con los requisitos podrían permanecer detenidos por un periodo más largo.